PRONUNCIAMIENTOS

GIRE presenta el primer informe en México sobre Violencia Obstétrica

viernes, febrero 12, 2016

México D.F., a 11 de noviembre de 2015

  • El informe es el primero en México que describe a detalle la situación actual respecto al fenómeno de la violencia obstétrica.
  • Abordar el problema con un enfoque de derechos humanos es la vía para lograr que las víctimas accedan a una reparación integral de las violaciones de las que son sujetas.
  • Es necesario que mujeres y personal de salud conozcan el tema para exigir al Estado los cambios estructurales en el sistema de salud para que esta violencia se detenga.

infografiaVO01

Si en México siete de cada diez mujeres mayores de 15 años han tenido al menos un hijo vivo, significa que casi 72% de la población femenina con vida reproductiva ha requerido atención médica durante el embarazo, parto y puerperio, y por ese solo hecho ha estado expuesta a sufrir un evento de violencia obstétrica.

Desde hace tres años, el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) ha conocido, registrado y acompañado jurídicamente a víctimas de este tipo de violencia.

“El acceso a los servicios de salud ha sido la apuesta de un gran número de países, como México, que buscan reducir la mortalidad materna. Sin embargo, hay muchas mujeres que siguen sin tener acceso a estos servicios, ya sea porque viven alejadas de las instituciones o por desconfianza; pero incluso entre aquellas que viven cerca y tienen el acceso, ocurren experiencias aterradoras”, considera Regina Tamés, directora del GIRE.

La violencia obstétrica se genera en el ámbito de la atención del embarazo, parto y posparto en los servicios de salud públicos o privados, aunque se presenta con mayor frecuencia en los primeros. Consiste en cualquier acción u omisión, por parte del personal de salud, que cause daño físico y/o psicológico a la mujer; pero también se expresa en la falta de acceso a servicios de salud reproductiva, en trato cruel, inhumano o degradante, en abuso de medicalización y en el menoscabo de la capacidad de las mujeres de decidir de forma libre e informada sobre sus procesos reproductivos.

El informe “Violencia obstétrica. Un enfoque de derechos humanos” es el primero en el país que describe a detalle la situación actual en México respecto al fenómeno, concentrándose particularmente en lo que ha ocurrido en los últimos tres años.

Además de incluir un diagnóstico resultado del trabajo de investigación realizado desde GIRE, el  informe contiene recomendaciones puntuales para tres niveles de los tres poderes de gobierno con el propósito de ayudar a prevenir y, paulatinamente, erradicar la violencia obstétrica.

“El enfoque para resolver el problema no debe ser médico, se trata de justicia social, para que las mujeres y sus familias puedan exigir al Estado que ha vulnerado sus derechos humanos”, agrega Tamés.

“Las mujeres están desinformadas sobre el derecho a un trato digno, es una violación a sus derechos humanos y la única forma que yo veo que esto puede parar es informando a las mujeres y al personal médico”, considera la actriz Cecilia Suárez, aliada de GIRE en la labor de concientización sobre el tema.

Dada la complejidad del fenómeno de la violencia obstétrica, GIRE enfatiza en que la única “solución” no puede ser  criminalizar al personal de salud, pues así se diluye la responsabilidad del Estado de proveer servicios de calidad, mejorar las condiciones de los hospitales y de las prácticas médicas, así como asignar suficiente presupuesto a la atención de la salud materna, que son los cambios estructurales que se requieren para que este tipo de violencia se detenga.

infografiaVO02

 infografiaVO03