En México se le echa limón a todo. En GIRE le echamos feminismo a todo. Es una forma de vivir y convivir, tan cotidiano como el limón.

¿Acaso Nike es feminista?


Nike es, sin duda, centro de atención en redes. En México, la semana pasada, lanzaron el anuncio “Juntas imparables”, en el que una joven con vestido y pañuelo verdes está atrapada en el tráfico sofocante de la CDMX con su, al parecer, insoportable familia. Ella mira desesperada por la ventana solo para ver a una sonriente Paola Morán corriendo libremente. La niña se anima, aprieta sus tenis Nike y se escapa del automóvil a través de un techo solar para seguir a Paola por las calles de la ciudad. Durante el spot de 1:30 minutos, otras atletas mexicanas, entre ellas la gimnasta Alexa Moreno, la futbolista Nayeli Rangel y la basquetbolista Casandra Ascencio, se suman al grupo y juntas superan una serie de obstáculos, incluso el acoso callejero. El grupo avanza como si fuera un videojuego para finalmente enfrentar al “gran jefe”, un grupo de policías y obreros machos que bloquean la carretera. Justo cuando todo parecía perdido, la boxeadora Mariana Juárez aparece para abrir paso a las mujeres y finalmente la protagonista emerge al otro lado, montando a caballo, luciendo su pañuelo verde, mientras el grupo de mujeres corre detrás de ella.

 

Mientras tanto, en el gabacho, Nike también acaba de lanzar otra campaña con Colin Kaepernick, el anterior quarterback de los 49ers de San Francisco, quien se encuentra en medio de una disputa legal por su acción política de no ponerse de pie durante el himno nacional, debido a que las letras son racistas. La honorable actitud de Kaepernick ha convocado a otros atletas afroamericanos y el lema de la campaña es Cree en algo, incluso si significa perder todo.

Cuando llegó a las redes sociales, los racistas de Estados Unidos comenzaron a boicotear a Nike, cortando el logotipo del Swoosh de sus productos Nike. Incluso, Donald Trump, presidente de EUA, salió a redes tuiteando en respuesta a la campaña que Nike “había tomado una decisión terrible”.

Foto de: Angela Weiss | AFP | Getty Images

Si bien ambas campañas tienen tanto sus partidarios como sus detractores, es innegable que, en los dos anuncios, la postura política es todo menos sutil. Por un lado, en “Juntas imparables”, el pañuelo verde usado por la protagonista es icónico de la lucha por la despenalización del aborto en Argentina, así como el claro rechazo del acoso callejero y el hecho de que el mayor desafío para ellas sea enfrentar a unos policías burlándose. Aunque no podemos soslayar que parece un poco clasista la decisión de ejemplificar con albañiles y policías el acoso callejero. Y, por otro lado, el apoyo a la postura antirracista de Kaepernick, quien defendió su idea a pesar de afectar su carrera.

Vale la pena mencionar que hace un par de años Nike lanzó una campaña en India donde presentó a una actriz de Bollywood y a varias atletas indias. Éste tiene varias similitudes visuales y conceptuales con la campaña mexicana. La respuesta crítica fue un video que mezclaba fragmentos del anuncio con imágenes de las mujeres de clase trabajadora que realizan sus labores descalzas. El video fue dedicado a las mujeres que “lo han estado haciendo, por siglos, sin apreciación, sin apoyo, en condiciones difíciles y definitivamente sin calzado que cuesta más de lo que ganan en un mes”.

Todo esto nos lleva al tema Limón de la semana: ¿Qué significado tiene que las marcas Goliat, que son conocidas por la explotación de sus trabajadores y que recién despidieron a 11 ejecutivos por discriminación y acoso sexual, asuman mensajes progresistas, feministas y antirracistas? ¿Acaso Nike es feminista? ¿Acaso es antirracista? Quizás, pero probablemente no.

Desde 2005 Nike Foundation ha apoyado iniciativas dirigidas a las adolescentes, sin embargo, es imposible negar que su campaña Girl Effect fue una respuesta a la crisis de relaciones públicas al conocerse las historias de maltrato a las trabajadoras en las maquiladoras vietnamitas de Nike, que desató varias historias sobre las condiciones laborales de la marca en el mundo.

Recuerde: cualquier prensa es buena prensa, así que cuando todos hablen de su marca, incluido el presidente, es algo bueno. Lo más probable es que esto forme parte de una brillante estrategia de publicidad, más que de una convicción por los derechos humanos y la igualdad.

Es importante analizar las políticas y acciones de las grandes empresas o instituciones públicas, más allá de su publicidad ostentosa y progresista, para determinar si realmente creen en lo que proyectan. Dicho esto, lo entendemos: se siente bien comprar productos que parecen reflejar nuestros valores, y aunque no estamos diciendo qué marca de tenis usamos, el uso del pañuelo verde fue audaz. O quizás oportunista. Parece ser que las campañas que utilizan recursos visuales y narrativos ligados a los múltiples movimientos sociales que han surgido en los últimos años están aquí para quedarse, ya sea aludiendo al discurso feminista moderno, al movimiento de Black Lives Matter en EUA que goza de mucha popularidad, ya que varios artistas como Beyoncé y Kendrick Lamar se han sumado, o, aunque esté ligado obligatoriamente, el movimiento en Hollywood de Me Too, que también ha tenido réplicas en todas partes del mundo.

Las estrategias utilizadas por la sociedad civil que trata de impulsar la agenda de estos movimientos están siendo imitadas por las grandes marcas y corporaciones que desean llegar a nuevas audiencias y a diferentes segmentos de la población que, quizás por sus valores, habían sido empujados de los rampantes hábitos consumistas a un uso y consumo de bienes un poco más moderado. De nuevo, todo esto es teoría. Lo que sí sabemos es que el feminismo y los objetivos que buscamos para una sociedad más inclusiva con las mujeres, tema vital para el Limón, es un discurso que está aquí, así que … ¿tienes tu camiseta? Porque donar a una organización sin fines de lucro que está produciendo resultados reales y sí refleja tus ideales nos parece genial. ¡Haz clic aquí y conviértate en donante para obtenerla!

GIRE colabora con diseñadores y empresas locales para producir la CAJA FEMINISTA. Toda persona que realice un donativo a partir de $600, sea único o dividido en pagos mensuales, recibirá una como regalo de agradecimiento. Esta cantidad cubre el costo de producción de la caja y su entrega. Así GIRE –una organización no lucrativa– no pierde dinero en el proceso.

(Cuando realizas un donativo, nos ponemos en contacto contigo sobre los detalles, como el color y talla de tu playera!)


12 septiembre 2018


¿Te gustó este artículo?

GIRE es una organización sin fines de lucro.
Súmate con un donativo deducible de impuestos