En México se le echa limón a todo. En GIRE le echamos feminismo a todo. Es una forma de vivir y convivir, tan cotidiano como el limón.

Por mí y por todas mis compañeras


El 11 de octubre es Día Internacional de la Niña: ¿Qué significa ser niña en América Latina?

En 2016 el hashtag #MiPrimerAcoso se volvió viral justo en el contexto de la Primavera Violeta, una respuesta organizada a varios casos de violencia en contra de mujeres en México. Miles de mujeres publicaron su primera experiencia de acoso sexual y el tema resonó en los medios, pero más allá de eso, rompió el silencio e impulsó una conversación entre mujeres de diferentes generaciones más allá de las redes.

Rápidamente las mujeres resaltaron un patrón alarmante en las historias compartidas: ¿la edad promedio del primer acoso? Alrededor de los siete años. ¡Siete años! ¡Niñas!

Es interesante rastrear el origen del movimiento. En realidad fue una continuación de un hashtag viral y un movimiento exitoso en Brasil llamado #MiPrimerAsedio. Estuvo liderado por la organización brasileña ThinkOlga, y fue una respuesta al acoso durísimo que sufrió una niña de 12 años, concursante en Master Chef Junior Brasil.  Hombres acosaron a la niña concursante, comentando sobre su cuerpo y llamándole “violable.” Ante esto, miles y miles de mujeres brasileñas tomaron las redes para compartir sus historias de violencia sexual y exponer una realidad que pocas veces la sociedad y el Estado quieren ver o admitir.

Tal vez fue sorprendente para algunos ver esta tendencia como una realidad cotidiana para las niñas y mujeres latinoamericanas, pero no para las organizaciones que llevamos años trabajando estos temas (y mucho menos para muchas mujeres que lo han vivido). Allí nos gustaría enfatizar la parte de niñas. En el imaginario colectivo la idea de la niñez no incluye violencia sexual. Y no debería…

Como respuesta a este tema, Amnistía Internacional, CLACAI, Planned Parenthood Global y GIRE hemos impulsado la campaña #NiñasNoMadres que pone sobre la mesa la realidad actual que viven las niñas latinoamericanas, así como las graves consecuencias de la violencia sexual y las maternidades forzadas en sus vidas. Visita el sitio para conocer cifras, entender el panorama regional y explorar las propuestas ante esta problemática.


Las niñas deberían ser libres de soñar, correr y jugar sin miedo a la violencia sexual, pero hasta que eso sea una realidad, tendríamos que romper el silencio y aceptar que la idea colectiva de la niñez actual queda en la fantasía. Necesitamos políticas públicas que responden a esta realidad e implementan protocolos que las protegen.

¡Súmate a las acciones de NiñasNoMadres!


11 octubre 2018


¿Te gustó este artículo?

GIRE es una organización sin fines de lucro.
Súmate con un donativo deducible de impuestos