Consulta nuestra base de datos

2019: un año feminista

diciembre 30, 2019

Este año fue de grandes retos para el feminismo, que una y otra vez logró impactar a la sociedad en temas de acoso, violencia, feminicidios, igualdad y aborto. La sociedad civil, no sólo las organizaciones sino las mujeres movilizadas, han sido las protagonistas de un movimiento que se ha colocado en la vanguardia y detonado discusiones para cambiar paradigmas. Para GIRE no sólo ha sido una oportunidad de discutir frontalmente sino también de forjar nuevas alianzas por la Justicia Reproductiva.

Una de las principales demandas de las mexicanas, en particular en la Ciudad de México, tuvo que ver con la erradicación del acoso y la violencia en el transporte y el espacio público. En febrero se visibilizaron, a través de redes sociales, los testimonios de intento de secuestro. Compañeras feministas realizaron una labor de mapeo de éstos a través de un formulario abierto disponible en internet. Las medidas propuestas por las autoridades de la Ciudad de México nos recordaron la propuesta de Mancera de los silbatos anti-acoso, una mera ocurrencia. Propusieron la iniciativa “Dame la mano” en que los policías tendrían una cinta morada en la muñeca para que las mujeres supieran que podían tomar su mano en caso de sentirse inseguras.

En agosto las feministas se movilizaron cuando una menor acusó a policías de la Ciudad de México por violación durante su detención. En este caso el movimiento demostró que vive un momento nuevo en su interpelación al Estado, hacia sí mismo y sus integrantes y con la opinión pública. El uso de diamantina simbolizó una nueva forma de protestar y el 16 de agosto se convocó a una brillantada nacional, donde colectivos de todo el país retomaron esta simbología cursi y kitsch, la diamantina rosa, como una forma de denunciar la masculinidad institucional representada por la violencia policial hacia las mujeres detenidas.

En materia de derechos reproductivos la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó en mayo que el Estado tiene la obligación de garantizar el derecho a la salud de las mujeres cuando el embarazo pone en riesgo su salud física y emocional. Este caso, representado por GIRE, permite exigir que el aborto por la causal salud, existente en 16 entidades, pero no en el Código Penal federal, sea garantizado para las mujeres en todo el sistema de salud de México. Ese fue un paso muy importante rumbo a asegurar la justicia reproductiva para las mujeres. En 2020, el Estado deberá contar con infraestructura, recursos humanos y económicos, así como insumos y condiciones sanitarias para brindar el acceso sin discriminación de ningún tipo.

¡Este año estuvo lleno de pañuelazos a favor del aborto! Desde que en marzo se realizó uno en el Senado de la República, la denominada Marea Verde ha estado presente en protestas feministas, espacios institucionales, encuentros comunitarios, festivales musicales, incluso como iconografía en videos musicales pop (¿ya vieron a Yalitzia y a Mon Lafert en su nuevo video?). El pañuelo verde, símbolo de la autonomía y libertad de las mujeres, comenzó a usarse en Argentina el año pasado como parte de las movilizaciones para demandar la despenalización del aborto.

También hubo pañuelazo en el Congreso de Oaxaca cuando con 24 votos a favor se aprobó la reforma al código penal local para permitir la interrupción del embarazo por cualquier causa durante las primeras doce semanas de gestación. Este hecho, sin duda, alentará las iniciativas en otros estados del país, en especial en aquellos donde Morena tiene mayoría.

La Marea Verde llegó tanto a los festivales musicales Bahidora, Vive Latino y Ceremonia, de la mano de Ximena Sariñana, Rosalía y Pussy Riot, entre otras, como a los monumentos en los espacios públicos. Estatuas en diversas ciudades del país han amanecido con un pañuelo verde representando la exigencia local de la despenalización del aborto en todo el país. El pañuelo verde también es parte de las intervenciones con el performance “Un violador en tu camino”, iniciado en Chile por el colectivo Las Tesis y replicado en el mundo entero, demostrando la dolorosa realidad de la violencia sexual que viven las mujeres, independientemente de su cultura o localidad.

Las movilizaciones organizadas, la puesta en marcha de nuevas redes, la viralización de la demanda y la utilización de nuevas herramientas para visibilizar la violencia contra las mujeres representan una oportunidad única en la que GIRE, sin duda, estará presente el próximo año, la próxima década, haciendo cumplir su mandato de asegurar la justicia reproductiva para todas.

* Regina Tamés es directora de @GIRE_mx.

Compartir:

Artículos relacionados

El debate en la Corte sobre gestación subrogada II

Justicia reproductiva a 10 años de la reforma de derechos humanos

El debate en la Corte sobre gestación subrogada

La esterilización no consentida constituye violencia obstétrica