Nahá: Luchar ante el olvido

martes, marzo 19, 2019

Nahá es una comunidad ubicada en el corazón de la selva en Chiapas, se encuentra en el municipio de Ocosingo. Sus habitantes carecen de atención médica integral, desde el nacimiento hasta la tercera edad. Por ello, con el acompañamiento de GIRE, decidieron enfrentar la situación en colectivo y presentaron varias demandas de amparo para que cinco mujeres embarazadas recibieran atención. Ganaron uno de los casos, pero el acceso a su derecho a la salud aún no ha sido garantizado. A pesar de lo ordenado por el juez, las autoridades responsables siguen sin acatar la sentencia, y la Unidad Médica Rural (UMR) sigue sin personal médico disponible, sin medicamentos básicos —incluyendo anticonceptivos— y sin una ambulancia funcional.

El 26 de abril de 2018, el juez dictó sentencia definitiva favorable en el caso de Lidia, mujer indígena que tuvo que salir de su comunidad para recibir atención cuando cursaba su segundo embarazo, y ordenó a los responsables de la Unidad Médica Rural de Nahá realizar gestiones para que se le brindara atención médica integral a Lidia y se le proporcionaran medicamentos, así como adquirir una ambulancia equipada y funcional. También ordenó contratar un médico especialista y adquirir una ambulancia que atendiera las 24 horas del día, de los 365 días del año, en la UMR.

Debido a la cercanía del parto, y dado que las autoridades de salud no habían cumplido lo ordenado por el juez, GIRE buscó un acercamiento con el IMSS Prospera para que brindaran atención médica a Lidia. El 18 de mayo, autoridades de ese instituto se presentaron en Nahá y trasladaron a Lidia, junto con su pareja, a un hospital en Tuxtla Gutiérrez para que recibiera atención. Sin embargo, debido a los maltratos que recibieron ahí, regresaron a Nahá al día siguiente. El 7 de junio, Lidia salió una vez más de su comunidad en busca de atención médica. Acudió a un hospital del IMSS en Ocosingo, donde tuvo su segundo parto.

Lidia y los habitantes de Nahá ganaron el amparo; no obstante, la Unidad Médica Rural no cuenta con personal médico, tampoco con medicamentos básicos, métodos anticonceptivos ni ambulancia funcional. Las autoridades siguen sin cumplir su obligación de garantizarles el acceso a su derecho a la salud y la comunidad se encuentra en riesgo.

La lucha de los habitantes de Nahá puede consultarse aquí.