Consulta nuestra base de datos

Vamos por más

julio 18, 2017

GIRE tiene la convicción de que la corrupción, la impunidad y las violaciones a los derechos humanos tienen un efecto directo en la salud y la vida de las mujeres. Vivimos en un estado de profunda e indignante injusticia y nos rehusamos a naturalizar esta situación. La permisividad de los ámbitos públicos y privados nos ha dado casos como el de Javier Duarte, quién dejó a Veracruz en virtual estado de bancarrota, incluyendo el desfalco en el sistema de educación y salud local. De la misma manera hemos apuntado a la simulación en Chiapas, donde se inauguran centros de salud sólo para ser abandonados cuando la prensa se retira.

La transparencia, la rendición de cuentas y la reducción de la impunidad necesita de instituciones y mecanismos eficaces. Es por eso que organizaciones de diversa índole nos hemos sumado a la iniciativa #VamosPorMas, para insistir en la construcción de un verdadero Estado de derecho como plataforma para el desarrollo nacional.

La iniciativa del Sistema Nacional Anticorrupción es apenas un primer paso en la construcción de esta plataforma. Sin embargo, es necesario seguir proponiendo ideas, propuestas y exigiendo derechos. Es evidente que el nuevo Sistema Nacional de Corrupción está despertando resistencias; algunos congresos locales han tenido renuencia a trabajar con organizaciones civiles y académicas con la figura de Parlamento Abierto, a esto hay que añadir la indiferencia a las mejores prácticas en los nombramientos del Sistema Anticorrupción.

GIRE se una a la petición por un país justo y libre de corrupción, donde se asegure el derecho a la privacidad y la libertad de expresión de activistas, periodistas y quienes defienden derechos humanos. La revelación de que el gobierno espía es una afrenta más a quienes buscan un México donde el Estado de derecho sea una realidad, donde los desfalcos sean castigados, donde los culpables sean efectivamente juzgados y donde exista una reparación integral de derechos humanos para personas y comunidades que han sufrido violaciones.

No bastan las primeras siete leyes del Sistema, es necesario transformar un régimen afectado por corrupción, impunidad y violaciones a los derechos humanos; se requiere un esfuerzo continuo y permanente de la ciudadanía, así como de una respuesta eficaz por parte de quienes gobiernan.

Requerimos una #FiscalíaQueSirva y una reforma constitucional y legal que asegure su autonomía, independencia, eficacia y que cuente con controles democráticos adecuados. Que los nombramientos de quienes operarán los sistemas de anticorrupción a nivel local y federal se apeguen a las mejores prácticas. Que el Sistema Nacional Anticorrupción sea independiente, asegurando esto con recursos suficientes. Además de que se realicen reformas legislativas a la ley de Adquisiciones y Obra Pública, a las leyes relativas a las finanzas de partidos y la revisión de la figura del fuero federal para evitar la impunidad.

No podemos aceptar ésta, como nuestra realidad. Donde con total impunidad se desvían los recursos destinados a las más pobres y vulnerabilizadas. Las afectaciones de la corrupción y la impunidad son directas y se pueden apreciar, por ejemplo, en los altos índices de mortalidad materna en estados como Chiapas, donde se ha documentado la simulación de apertura de clínicas y hospitales, o como en el caso de Veracruz donde ser aplicaron pruebas de detección de VIH caducas a mujeres embarazadas. Es el momento de terminar con la simulación y de transformar a nuestro país. Por todo esto, #VamosPorMás.

Compartir:

Artículos relacionados

Las parceras por una Causa Justa

Aborto por violación y reparación integral del daño

Justicia reproductiva: una década de avances y pendientes

Margarita: ocho años en búsqueda de justicia