En México se le echa limón a todo. En GIRE le echamos feminismo a todo. Es una forma de vivir y convivir, tan cotidiano como el limón.

Para vivir sabroso


Por: Valentina Gómez y Paco Cué

Paco: Preparando una tarea escolar durante la secundaria, querida Valentina, aprendí y se me quedó grabada una palabra: “hito”, que la Real Academia Española define como persona, cosa o hecho clave y fundamental dentro de un ámbito o contexto. Desde entonces voy por la vida preguntándome a mí mismo si la noticia que estoy viendo, el acontecimiento del que estoy siendo testigo, pasará a la historia como un “hito”. ¿Qué piensas, Vale? ¿Ya califica como un “hito”? Sabes bien de quien hablo.

Vale: Apenas lleva unas semanas en el cargo, querido Paco, pero yo diría que sí. Para un país como mi nativa Colombia, con más de 50 años de conflicto armado, guerrilla, violencia… En donde vivir en una zona urbana o en una zona rural es como vivir en dos países completamente diferentes. Una sociedad dividida en la que unxs —la élite rica, blanca y urbana— poseen casi todo, mientras que lxs otrxs —campesinxs, indígenas, afrodescendientes— tienen casi nada… ¡La mera elección de Francia Elena Márquez Mina como vicepresidenta de Colombia, ya es un hito!

Paco: ¡Lo sabía! Vaya, en un mundo mayormente gobernado por hombres, sostengo que tenemos que celebrar a cualquier mujer que logra alcanzar uno de los cargos políticos más importantes de un país. Por supuesto, hubiera sido una historia mucho más reseñable si se hubiera conquistado la Presidencia. Nos conformaremos con la Vicepresidencia… por ahora, je. Aunque debo confesarte, querida Vale, que pensé que Francia era la primera mujer electa para ocupar el cargo, pero no… ¿Por qué tanto revuelo?

Francia vicepresidenta de Colombia con Marta Lucía Ramírez, ex vicepresidenta de Colombia

Vale: No. De hecho, Marta Lucía Ramírez fue la vicepresidenta los últimos cuatro años. El revuelo, querido Paco, se debe a lo que Francia Márquez y su biografía representan. Es hija de un pueblo minero, guerrero y con la memoria de la esclavitud en la frente; es una mujer berraca, echada pa’ delante; madre adolescente, nieta de una partera y de un líder sindical; depositaria de una lucha social que viene desde la colonia; dirigente de una protesta contra las retroexcavadoras de los mineros armados; desplazada; trabajadora del hogar en Cali, rebuscadora, integrante del proceso de comunidades negras, representante de las víctimas en el proceso de paz de La Habana, presidenta del Consejo Nacional de Paz; una mujer que no tuvo miedo y defendió lo más preciado para ella y su comunidad. Y además es la primera mujer afrodescendiente en ocupar el cargo. En 2018 fue ganadora del premio Internacional Medioambiental Goldman… ¡Hasta ha encontrado tiempo y las fuerzas necesarias para defender el medio ambiente!

Paco: Y feminista, oooobviamente. ¿Sabes qué me fascinó, Vale? El eslogan de la campaña de Francia: “Vivir sabroso”. No sé de dónde proviene la expresión, y me falta muchísimo contexto, pero ya me va pareciendo que ese par de sencillas palabras consiguen, unidas en la simpleza, englobar un conjunto de aspiraciones, viejos anhelos y reivindicaciones sociales del pueblo colombiano… bueno, y del mexicano, y del ecuatoriano… De toda Latinoamérica, pues.

fotografía de Francia Márquez, sobre ella la fraase "Gracias Colombia por elegir vivir sabroso"

Vale: Gran frase, sí… Y mira que fue ampliamente criticada por quienes desconocían su significado o su procedencia. Es una filosofía de vida entre las comunidades afrocolombianas, especialmente en regiones que han padecido violencia día con día. Vivir sabroso no significa vivir sin hacer nada; significa vivir sin temor a ser asesinado, discriminado o estigmatizado. Vivir sin miedo, vivir con dignidad. Vivir en paz, mejorando la calidad de vida, la satisfacción de las necesidades básicas, la convivencia en armonía con la naturaleza, la prolongación indefinida de las culturas humanas. Incluso una muerte digna. “Vivir sabroso” es, en resumen, llevar una vida en que se respeten tus derechos.

Paco: ¡Yo también quiero “vivir sabroso”, Vale! Regresando al asunto sobre si es un hito, o no… ¿Crees que está comenzando un nuevo capítulo en la historia de Colombia? Temo que en cuatro años la decepción con el nuevo gobierno colombiano sea de la misma magnitud que la esperanza que ha generado en éstos. Disculparás mi mexicanísimo pesimismo, pero “la burra no era arisca, los palos la hicieron”.

Vale: Si tan sólo tuviéramos una bola de cristal… Yo seré optimista. Confiaré en que la nueva vicepresidenta logrará poner y mantener en el centro de la nueva política colombiana el trabajar en contra del racismo, el cambio climático y la violencia, y en favor de la justicia social y de género. Lo cierto es que, ahora mismo, la elección de Francia Márquez Mina ya representa muchísimo para las mujeres de Colombia y del resto de América Latina. Y por ello, querido Paco, para mí su llegada a la Vicepresidencia ya es un hito, y sin duda es el comienzo de una nueva etapa en Colombia.

Paco: Pues mucho éxito para Colombia y, como dice la propia Francia: ¡Que viva la berraquera, carajo!

Francia Márquez con gente apoyándola detrás


Valentina ama a los gatos y las ballenas. Frecuentemente acosa con afecto a su gata Caramela. Ama hacer manualidades mientras come chocolates con vino rosado. Es abogada y feminista. Forma parte del equipo de GIRE.

Fotografía de Valentina Gómez viendo a la cámara sonriente.

 

Paco es politólogo por la UNAM. Le cuesta diferenciar de qué puede reírse y de qué no. Es parte del equipo de GIRE.


15 agosto 2022


¿Te gustó este artículo?

GIRE es una organización sin fines de lucro.
Súmate con un donativo deducible de impuestos