Consulta nuestra base de datos

12 años derrumbando mitos del aborto

abril 29, 2019

Con la despenalización del aborto el 24 de abril de 2007, se avanzó un peldaño en el debate por los derechos humanos de las mujeres. Las reformas a la ley de salud y al código penal de la Ciudad de México aseguraron la libertad y autonomía de las mujeres para interrumpir su embarazo hasta las 12 semanas. Durante estos años no sólo se ha consolidado un modelo de atención que ha permitido a más de 200 mil mujeres ejercer su decisión sino que se han derrumbado mitos sobre el aborto.

El abordaje del tema en el debate público está lejos de los páneles de los años 90 donde se presentaban las posturas “a favor” y en “en contra” y que reforzaban la idea de castigo moral y penal a la práctica. Hoy, en general, este falso dilema ha quedado zanjado en la mayoría de los medios de comunicación, aunque en los espacios de decisión esta polarización simplista sigue permeando. En los debates locales, cuando se presenta una iniciativa en los estados que aún penalizan el aborto, se repite esta polarización que sólo busca estigmatizar e influir en quienes no tienen aún una opinión formada al respecto.

Después de 12 años, en la CDMX ha sido más evidente que estar a favor de la despenalización del aborto no equivale a estar a favor del aborto, ni promoverlo. Estar a favor de la despenalización del aborto es plantear que la prohibición afecta a las mujeres que no pueden resolver de otra manera un embarazo no deseado, que afecta su salud, que pone en riesgo su vida o que afecta su proyecto de vida. La despenalización del aborto no obliga a nadie a realizarlo, por el contrario, su prohibición sí obliga a las mujeres a ser madres.

Otro mito común tiene que ver una visión estereotipada sobre las mujeres que deciden interrumpir un embarazo. La retórica antiderechos las representa como egoístas, en el mejor de los casos. Lo cierto es que las mujeres que abortan son diversas y sus razones seguramente también lo son.

De acuerdo a las últimas cifras de la Secretaría de Salud de la CDMX, las mujeres provienen de distintas entidades federativas, en su mayoría del Estado de México, Puebla e Hidalgo, aunque se registran mujeres de prácticamente todo el país. También su nivel de estudios es diverso: secundaria (31.9%), preparatoria (41.1%) y superior (17.8%); así como su estado civil: solteras (54.8%) y casadas o en unión libre (40.7%). Las hay dedicadas al hogar (34.8%), estudiantes (25.1), empleadas (24.2), desempleadas (5.3%).

Cada día en la Ciudad de México las mujeres toman decisiones sobre su embarazo. Despenalizar el aborto es confiar en que están tomando las mejores decisiones para sus vidas.

Hay evidencia de que los abortos solo son inseguros cuando se practican en condiciones inadecuadas o por personal no capacitado. La legalidad y el programa implementados en la Ciudad han protegido la vida y la salud de las mujeres, de manera segura y respetando su autonomía y derechos reproductivos.

Sin embargo, la conmemoración de esta fecha no recuerda también lo mucho que nos falta por hacer. En resto del país, se puede acceder al aborto en casos de violación y, dependiendo de la entidad, por otras causales como riesgo a la vida, a la salud, alteraciones graves en el producto y razones socioeconómicas. Esto se traduce en una situación de discriminación, pues las mujeres tienen más o menos derecho de acceder a un servicio de salud dependiendo de su lugar de residencia.

Se han presentado diversas iniciativas para despenalizar el aborto: seis a nivel federal y doce en ciertas entidades federativas. Lo que es definitivo es que hay un pendiente para que todas las mujeres del país tengan acceso a todos sus derechos. Aunque veremos muchos de estos mitos repetirse en los debates sobre la despenalización, la marea verde que se ha hecho presente en los congresos y en eventos públicos, plantea un desafío a quienes buscan callar las voces a través de la estigmatización.

El aborto legal será ley, no sólo en la Ciudad de México, sino en todo el país.

Compartir:

Artículos relacionados

El borrado de mujeres y los derechos reproductivos

Muerte materna y pandemia

Contra el estigma sobre el aborto

Buenas noticias sobre aborto